El Jumeirah Lowndes Hotel de Knightsbridge en Londres, pertenece a la cadena Jumeirah Hotels & Resorts que se encuentra entre las más lujosas del mundo y se ha adjudicado numerosos premios y reconocimientos internacionales.

ANTES

La imagen externa del Jumeirah Lowndes hotel no reflejaba absolutamente el nivel deseado y se ha pedido la intervención de BLOSS para resolver problemas estéticos, económicos y de disponibilidad.

El primer reto fue dar un impacto prestigioso a la fachada total del hotel para los clientes que llegaban.

La otra intervención necesaria era volver rentable la terraza del restaurante que, en su situación, se presentaba con un nivel demasiado bajo para el tipo de cocina y clientela hospedada.

El tercer reto que se debía afrontar era hacer que la zona de acceso para discapacitados fuera agradable y al mismo tiempo crear un área reservada para el hotel que se utilizaba en cambio como zona pública de paso.

PROYECTO

Il progetto proposto è stato accolto senza l’apporto di alcuna modifica, in quanto rispondeva a tutte le esigenze. Sono stati previsti tutti moduli standard a catalogo.

El proyecto propuesto ha sido aceptado sin aportación de ninguna modificación, ya que respondía a todas las exigencias. Se han utilizado todos los módulos estándar del catálogo.

Para el acceso al hotel nos hemos inspirado en los bulevares de las villas antiguas, con ángulos redondeados para dar más énfasis y suavidad a quien se acerca. Utilizando macetas con terminales radiadas también se ha hecho más agradable el acceso, sin el riesgo de golpes en bordes.

Para la zona derecha de la entrada, siempre utilizando macetas estándar, se ha protegido la zona habitualmente no utilizada y en el interior del espacio protegido por las macetas se ha creado un parking para las bicicletas destinadas a los huéspedes del hotel. De este modo la rampa de acceso para discapacitados se ha integrado perfectamente a la fachada integral del hotel.

A la zona de la terraza del restaurante se le ha hecho un perímetro con maceta de distintas alturas, algunas personalizadas con el logo pintado directamente en las macetas.

La terraza del restaurante se ha convertido inmediatamente en un espacio muy exclusivo, envuelto en un jardín florido y protegido del paso con paredes en orden fáciles de limpiar.

En poco tiempo el restaurante se ha convertido en un punto de encuentro para almuerzos y aperitivos, con una acrecentada rentabilidad.

Por último, para completar la imagen, la instalación de macetas blancas en el techo que corresponde al hotel con bojes y plantas florales que han dado al hotel una imagen acorde al nivel de hospitalidad y clientela de la cadena.

El proyecto ha sido totalmente realizado por BLOSS. Una solución pensada para renovar la imagen externa del hotel, resaltando la habitabilidad de la terraza del restaurante, creando una atmósfera íntima y elegante.

Send this to a friend